Publicado el

La paz y tranquilidad que rodean la selva costarricense inspiran el nombre de Origins, un lodge cuyo objetivo

es recuperar los orígenes y remontarte a lo natural. Rodearte de silencio, con flora y fauna únicas de la selva alta, hacen que este hospedaje genere una atmósfera mística, alejada, inmersa en gotas de rocío y tonos verde profundo. Tal como dicen los ticos, “pura vida”.

Para provechar su ubicación privilegiada en la ladera de una montaña, el lobby al aire libre, que también da lugar a un restaurante, recibe a los huéspedes en confortables salas de madera donde cada uno de los viajeros comienza a

ponerse en ambiente y disfrutar la vista que ofrece la recepción.

Colores ocres, muebles con diseños que se funden con la naturaleza, oxígeno. Nunca sabrás qué pinceladas encontrarás; un día puede llover y, una hora después, presentarse el cielo más soleado o disfrutar un bosque cubierto de neblina.

Las habitaciones ofrecen panorámicas hacia volcanes, montañas y el lago de Cocibolca. Influenciado por la arquitectura circular precolombina, Origins retoma esta corriente en sus siete lodges, donde se puede descansar en una cama con dosel o disfrutar un atardecer desde

la bañera en la terraza, mientras se dispone de los servicios de un hotel cinco estrellas. Para acomodar familias que quieren disfrutar sus vacaciones fuera de lo cotidiano está la Villa Vértigo, con tres habitaciones y jacuzzi exterior.

El restaurante El Salto combina sabores, olores y mezclas de especias francesas y ticas que logran deleitar el paladar de los más exigentes. Las manos expertas de los chefs Sullivan Leternuec y Jean Luc L ́Hourre –con calificación Michelin– se toman el tiempo de preparar cada platillo bajo el concepto francés del ‘Buen comer’ o Slow Food, para lograr degustar cada sabor de manera

individual. Los ingredientes del menú, conformado por delicias como cordero, pollo, pescados, foie gras, cortes de carne, raíces y hierbas proceden de fincas locales y orgánicas con la finalidad de apoyar la economía de la región. El objetivo es ofrecer a cada uno de los comensales productos de calidad suprema.

Origins es para viajeros aventureros que se adaptan al cambio, por ello, organiza tours en la naturaleza acompañados por el biólogo de la propiedad. El hotel provee a los interesados impermeables, botas y equipo para aprender sobre la exuberante y cuantiosa flora y fauna del bioma mediante cabalgatas, pesca en la

laguna, senderismo, el vivero y algunas de las tradiciones del país, con tours de hierbas medicinales y el proceso para la producción del cacao. Termina el día consintiéndote con un masaje relajante con caracolas de mar.

Como su nombre lo dice, este es el lugar para que cada quien se reencuentre con su esencia, su centro; hacer conciencia de la importancia de la conexión entre el hombre y el entorno, el respeto a la naturaleza y el consumo local y, sobre todo, hacer una inmersión en las maravillas que ofrece el mundo, con
la invitación a cuidar cada esquina
que nos hospeda.